MVZ. EPA. Ramón López Murguía
Hy-line de México

Introducción

La industria del huevo ha sido un negocio con utilidades reducidas en los últimos años, esto ha originado cambios en los sistemas de producción, manejo, nutrición así como de la genética y la sanidad, buscando la sobrevivencia de las empresas avícolas.

Antecedentes

Características de las zonas avícolas densamente pobladas:

  • • Medio ambiente
  • • Vías de comunicación
  • • Abasto de insumos
  • • Idiosincrasia de los productores.

En México existen 131’065,007 millones de ponedoras para abastecer el mercado nacional de los cuales se encuentra distribuido en algunos estados del país como lo son: Jalisco, Puebla, Sonora, La laguna, Nuevo León, estas zonas son las que albergan más del 80% de la producción. El resto se encuentra en menor proporción en otros estados como lo son: Guanajuato, Yucatán, Querétaro, Nayarit, Sinaloa, Aguascalientes y Zacatecas.

Dentro de la participación de la producción pecuaria Nacional México ocupa 63.54% como el sector más grande, sólo en huevo para plato es el 28.3% Jalisco es el primer lugar en ponedoras con más de 60’000,000 de aves en producción y la densidad avícola.

  • Jalisco tiene una superficie de 80,137 Km2.
  • Las aves se encuentran en la mitad del territorio de Jalisco.
  • Ocupa el 1er lugar en producción de huevo con el 53%
  • El 5to lugar en producción de pollo de engorda con el 8%.

Como se puede observar la avicultura ocupa un sector bastante extenso y comprometido, dada esta situación el riesgo de bajas de producción de huevo es inminente por lo que se tienen que considerar cuáles son los factores que la provocan y que se describen en el Cuadro 1.

ENFERMEDADES MANEJO NUTRICION INTOXICACIONES

Newcastle

Corte de pico

Def. de NaCl

Micotoxinas

Bronquitis

Espacio vital

Def. de Ca y P

Medicamentos

EDS

Temperatura

Def. de aminoacidos

Pesticidas

Laringotraqueitis

Ventilación

Deshidratación

Aminas biogénicas

Encefalomielitis

Peso del ave

Otros nutrientes

Grasas y Ac. rancios

Micoplasmosis

Luz

Taninos

Salud de las Parvadas

Es muy importante saber cómo manejar bien la salud de las ponedoras. Cada empresa debe dedicar tiempo completo de su equipo técnico para determinar las enfermedades frecuentes en el país, el área o la zona. Es obvio que no podemos copiar el programa de vacunación de los vecinos u otras empresas, ya que cada lugar debe tener su programa específico según las necesidades. Un programa de vacunación que puede ser muy beneficioso en un lugar, puede ser fatal en otra empresa.

El concepto general es que no debemos vacunar o medicar para lo que no es necesario. Hay que vacunar sólo para lo que tenemos con riesgo en la zona. Cada dosis de vacuna cuesta para comprar y aplicar, sin embargo puede costar mucho más si no se hace bien el trabajo. Cada vacuna es un estrés adicional para un ave delicada como son las pollonas y ponedoras. Es muy importante hacer énfasis en la importancia de la bioseguridad durante todo el ciclo, y no sólo en los primeros días. Debemos criar lotes sanos ya que éstos se quedarán por más de 2-3 años. Sabemos que nada en esta vida es gratis y hay que hacer un poco de esfuerzo para conseguir el éxito.

Con un buen programa de salud, control lógico de las enfermedades no deseadas, y manejo óptimo de ventilación la tasa de mortalidad va a ser mucho menos y esto directamente aumenta los números de huevos por gallinas alojadas.

Si hay un estrés por calor en las casetas con ambientes tropicales, las pollas van a tener muchos problemas para ganar peso, y esto será peor si no hay un programa sólido de bioseguridad y control de enfermedades en las instalaciones.

Si hay un estrés por calor en las casetas con ambientes tropicales, las pollas van a tener muchos problemas para ganar peso, y esto será peor si no hay un programa sólido de bioseguridad y control de enfermedades en las instalaciones.

más estrés ambiental o manejo. Imagínese que las gallinas sólo en un mes pueden llegar de 5% a más de 90% de producción diaria, y durante este periodo deben ganar peso adecuado para poder sostener la velocidad de esta producción lo más eficiente posible. Si hay días muy calurosos, hay que estimular el consumo de agua en estas horas y el alimento en las horas más frescas del día o en las noches.

No vale mucho tener buenos picos de producción si se pierde la persistencia de producción después del pico. Todos los días hay que estar pendientes de las temperaturas ambientales y ajustar los consumos de agua, alimentación y los estímulos de servidas de alimento frecuentemente. Un lote puede tener excelente pico y producción igual o mejor al estándar, sin embargo en pocas semanas puede perder ésta con un estrés calórico súbito.

Las gallinas modernas de hoy exigen mejor ambiente para poder producir eficientemente. Un avicultor no debe tener muchas esperanzas de producción y persistencia de las gallinas que no están alojadas en instalaciones cómodas, pero no necesariamente lujosas. Existen instalaciones bonitas pero con peores resultados que granjas con modestas instalaciones pero que están bien mantenidas y diseñadas, y sin fallas en la implementación de la cadena de bioseguridad.

Mejoramiento de Equipos de Cría y Jaulas

Cada día la tecnología está mejorando para proveer un ambiente más cómodo para las pollitas y gallinas en jaulas. La alta tecnología vale si se sabe cómo utilizarla inteligentemente a favor de las gallinas bajando el costo de producción. Los países desarrollados donde no hay problemas de desnutrición y el poder adquisitivo es alto están en proceso de eliminar las jaulas para aumentar el espacio por gallina, sin embargo en la mayoría de las países donde el nivel de desnutrición todavía es grave el enfoque es producir los huevos a un bajo costo en un ambiente cómodo para las gallinas. La producción exitosa en jaulas nos indica que sabemos cómo manejar el estrés de jaulas y proveer suficiente aire oxigenado a todas las gallinas especialmente las que están cerca del techo caliente y las que están ubicadas en las pirámides centrales de las casetas.

Estrés Calórico

En el reino animal las aves son más sensibles al estrés por calor, y no pueden soportar las temperaturas extremas por mucho tiempo. Esto se debe a que las gallinas no pueden sudar ya que no tienen las glándulas para hacerlo. Adicionalmente a esto, las aves están cubiertas con plumas, lo que les dificulta disipar el calor que se genera dentro de su cuerpo y el que viene de afuera, que son las temperaturas y la humedad excesiva en el ambiente. Entre todas las actividades avícolas las gallinas pueden sufrir más, ya que la mayoría de las operaciones nuevas son sumamente automáticas. Las gallinas en las jaulas dependen totalmente del funcionamiento correcto de los equipos automáticos de ventilación para disipar el calor de su cuerpo. Con los cambios genéticos, y tipos de instalaciones y jaulas, es obvio que las gallinas van a perder su resistencia al calor extremo, y serán sumamente sensibles.

Las gallinas modernas de hoy por su producción eficiente, deben comer cantidades exactas de alimento para sostener la demanda nutricional de producción. Comer este alimento y digerirlo también genera mucho calor dentro de la cavidad interna de las aves, y un poco de calor puede matarlas o bajar su rendimiento de producción.

¿A qué temperatura muere? La temperatura interna de una gallina adulta es alrededor de 104-107°F (40-41.6°C) y si esta temperatura interna llega a 110-114°F (43.3–45.5oC) mata a la gallina. Es interesante mencionar que las gallinas resisten mucho mejor el frío que el calor ya que la temperatura de la cavidad de las gallinas puede bajar a 75oF (24oC) y seguir vivas. La mala noticia es que la combinación del calor más humedad, puede ser mortal.

La combinación de los dos no debe sobrepasar 160. Por ejemplo, cuando la temperatura es 80oF + 80% de Humedad Relativa, las dos suman 160, y allí comienza el estrés de calor.

Nutrición

La única manera que las gallinas pueden mantener su ritmo de producción alto en tiempos calurosos es a través de facilitar la disipación del calor del cuerpo al mismo tiempo que siguen recibiendo su requerimiento nutricional diario durante las horas más frescas del día, cuando es más fácil perder las calorías extras por la digestión. Esto lo podemos hacer de 3 maneras:

1. Ayuno Temporal: Comer en las horas más calientes del día puede ser mortal, ya que digerir este alimento genera calor en las aves, agravando más la situación. Es aconsejable que las gallinas no tengan alimento en los intestinos y no coman durante el estrés de calor. Esto significa que los comederos deben estar vacíos 1-2 horas antes del calor y 1 hora después. En algunos lugares donde hay varias horas de calor, las aves no tienen acceso al alimento entre 6-8 horas. Con este método, las aves pueden comer toda la tarde, la noche y la madrugada cumpliendo con los 16-17 horas de luz. Con estas restricciones debemos asegurarnos de que las casetas tengan
suficiente espacio de comederos y luz.

2. Alimentar a Media Noche: Este sistema se usa en lugares de mucho calor y puede ayudar a mantener el % de producción a cualquier edad de las gallinas y no interfiere con su madurez sexual. Este sistema también mejora la calidad del huevo. Esto es muy importante para mantener la calidad de la cáscara del huevo, cuando está calcificando durante la noche y sabemos que el calor disminuye la calidad de la cáscara. Podemos incluir 1.5 a 2 horas de luz, 3 horas después que se apagaron las luces.

3. Utilizar Alimento de Migaja: Cuando hace calor las gallinas disminuyen su consumo de alimento, pero utilizando alimento con texturas de migaja de tamaños 1/2 mm a 3.2 mm baja el desgaste de energía. También se puede estimular el consumo de calcio utilizando calcita de tamaño 2 a 4 mm para mantener la calidad de la cáscara y su integridad.

Micotoxinas

La micotoxicosis es una enfermedad causada por el consumo de granos, forrajes, alimentos terminados contaminados por metabolitos secundarios producidos por hongos. La Intoxicación por micotoxinas es de suma importancia ya que produce cuadros clínicos con signología muy variada, además de causar inmunodepresión carcinogenicidad, mutagenicidad y teratogenicidad. De manera general, los daños ocasionados por las micotoxinas son difíciles de ser calculados pues efectos como mal desempeño, fallas de vacunas y asociación con otras enfermedades son subjetivos, dificultando la evaluación exacta. Además de eso, otro aspecto importante relacionado con la presencia de hongos en granos es la pérdida nutricional ocasionada por el desarrollo fúngico de manera que en condiciones reales las micotoxinas están asociadas a granos de menor calidad bromatológica.

Etiología

Hay condiciones para que proliferen los hongos como:

  • Humedad medioambiental de 80% o más
  • Humedad del sustrato superior al 14%
  • Temperatura entre 20 y 35°C
  • Sustrato rico en Carbohidratos, Grasa y Energía
  • Y algunos sólo con la presencia de oxígeno.

Con la presencia de los hongos en el alimento éstos producen gran variedad de micotoxinas a la vez, y una micotoxina puede ser producida por diferentes hongos, entre las más comunes encontramos a las aflatoxinas que son las más y le siguen ocratoxina, tricocotecenos, citrinina y oosporeina, etc.

Bioseguridad

Mantener las fincas bien cerradas, y evitar las visitas no autorizadas. Lavar y desinfectar las casetas frecuentemente. Asegurarse antes de alojar una nueva parvada que éstas se haya limpiado bien y dejar las instalaciones 2-3 semanas vacías. Evitar mezclar edades bajo la misma sección mucho menos en la misma caseta, y aun mejor si tienen instalaciones de todo adentro-todo afuera (all-in /all-out) para evitar la propagación de enfermedades de gallinas más viejas a las más jóvenes. Monitorear el estado de salud constantemente ya que las aves enfermas son más débiles para resistir el calor, Vacunas, moscas, etc.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno Abril-Mayo 2011